CLASES DE MANIFESTACION DE VOLUNTAD

CLASES DE MANIFESTACIÓN DE VOLUNTAD

Dentro de las clases de manifestación de voluntad existen dos, las mismas que tienen sus propias características y particularidades a saber:

CLASES DE MANIFESTACIÓN DE VOLUNTAD EXPRESA

Es aquella manifestación de voluntad que es exteriorizada o realizada mediante el lenguaje oral, escrito o a través de cualquier medio directo que puede ser manual, mecánico, electrónico u otro análogo.

La característica especial para la existencia de la manifestación de voluntad expresa es que ésta debe llegar de manera directa al destinatario. Así tenemos, a manera de ejemplo, una persona puede lanzar la oferta de venta de un bien mediante el lenguaje oral y la otra aceptar comprar dicho bien de manera verbal.

LO QUE SE MANIFIESTA EN LA NORMA COMO LAS CLASES DE MANIFESTACIÓN DE VOLUNTAD

Asimismo que el emisor de una declaración de voluntad lo haga de manera escrita con su puño y letra y el destinatario acepte de la misma manera. También cuando para manifestar la voluntad se realice utilizando una máquina de escribir (medio mecánico), un teléfono, fax o el correo electrónico vía internet (medio electrónico). Como se ha señalado, para que esta manifestación de voluntad sea considerada como expresa tiene que llegar de manera directa a su destinatario.

Definición de derecho
Origen del derecho

COMO EJEMPLO TENEMOS

Como ejemplo de manifestación de voluntad expresa recogida en el Código Civil, tenemos que en el artículo 799° se regula lo concerniente a la revocación expresa del testamento cuando señala “La revocación expresa del testamento, total o parcial, o de algunas de sus disposiciones, sólo puede ser hecha por otro testamento, cualquiera que sea su forma”.

CLASES DE MANIFESTACIÓN DE VOLUNTAD TÁCITA

Aquí la manifestación de voluntad es plasmada mediante ciertos comportamientos, actitudes, circunstancias o posturas que asume la persona, que de manera indubitable y concreta, dan a entender la voluntad en determinado sentido.

La manifestación de voluntad tácita lleva consigo el elemento conocido en la doctrina como facta concludentia es decir hechos o actos concluyentes que de manera idónea e inequívoca, sin ninguna duda al respecto, denotan la voluntad del sujeto que está ejecutando estos actos.

COMO EJEMPLO TENEMOS

Así por ejemplo, sí “A” entra a un establecimiento especializado en la venta de vinos, observa y revisa la etiqueta de determinada botella de vino, sin esgrimir una sola palabra ni pedir permiso o nadie, utilizando el descorchador abre la botella y degusta en una copa aquel vino, en este caso estaremos frente a una manifestación de voluntad tácita de “A” por cuanto con su comportamiento está dando a entender al establecimiento que va a comprar el vino degustado.

Otro ejemplo, vendría a ser en el caso de que “A” pide un préstamo a “B” por dos años y, éste le escribe diciéndole que le ingrese en su cuenta corriente por adelantado el 5% del interés del primer año; en este caso aun cuando “B” no haya dicho en forma expresa su voluntad de prestar, sin embargo al señalarle que abone por adelantada los intereses, indudablemente este acto revela su voluntad de prestar, por lo que, estaremos ante una voluntad tácita.

LO QUE SINDICA LA NORMA EN LA NORMA EN LAS CLASES DE MANIFESTACIÓN DE VOLUNTAD

En el Código Civil encontramos varios artículos donde a partir de su contexto se denota la existencia de manifestadores da voluntad tácita, así por ejemplo, en el artículo 802° encontramos la revocación tácita del testamento cuando señala “El testamento cerrado queda revocado si el testador lo retira de la custodia del notario”; en el artículo 804° hallamos la revocación tácit cuando señala “El testamento ológrafo queda revocado si el testador lo rompe, destruye o inutiliza de cualquier otra manera”.

EN CONCLUSIÓN

La manifestación de voluntad expresa y tácita se encuentra reguladas en el artículo 141° del Código Civil. ¿Las mímicas, gestos o señales que clase de manifestación de voluntad constituyen?

En este punto también cabe precisar que existen interrogantes en cuanto a que ¿si las mímicas, gestos o señales a clase de manifestación de voluntad pertenecen? Considerando que estos medios por los cuales se exterioriza la voluntad, llegan de manera directa al destinatario, se podría considerar que son una manifestación de voluntad expresa.

Así tenemos, que si “A” lanza una declaración de oferta a “B”, éste muy bien puede mover la cabeza de arriba hacia abajo, lo cual denotará que está aceptando, no obstante esta apreciación debe ser visualizada da manera directa por el emisor de la oferta “A” y, portante vendría a ser una manifestación expresa.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *