Ley de Títulos Valores

Ley de Títulos Valores

La ley de títulos y valores peruano tiene su origen en la ley 27287, donde separa en dos libros la primera la parte general y la segunda la especial, asimismo la parte general abarca desde el articulo uno al ciento dieciocho, encontrándonos las reglas generales pasando por la circulación, las clausulas, las garantías, los pagos, el protesto, la caducidad y la última que corresponde al deterioro, destrucción , extravío y sustracción. Siendo algunos de ellos los que abordaremos en este artículo.

Para empezar es necesario entender algunos conceptos claros que involucran a los títulos valores, como son la materialización (de la cual esta hechos y es visible ante nuestra percepción) y desmaterialización (aquello que forma parte de los intercambios digitales como las inversiones en forex) de ello.

Titulo Valor (en la Ley de Títulos y Valores)

Aquí podemos mencionar que si bien el título, que es una cosa material palpable está se representa en su materialización (como el cheque, el pagare, letra de cambio entre otros), formando parte así de un derechos patrimonial dotándose así de los efectos, así como su calidad cuando forme parte de su circulación; otro punto esencial es que para su formalidad cumpla en esencia los requisitos establecidos en la norma como se menciona en el artículo seis.

En caso que los requisitos no se tengan en cuenta, el título no tendrá su carácter valorativo, restituyéndose los efectos que pudiera desprenderse del acto juridico.

La Responsabilidad Civil
Ley de titulo y valores
El Contrato Civil
La Sociedad

Como podemos ver aquí se logra notar dos términos que son necesarios dentro de la formalidad de todo acto de valor, como los requisitos que son necesarios y estos deben cumplir con la formalidad que la misma norma (Código Civil artículo ciento cuarenta, cuanto nos habla del acto juridico); por lo que las clausulas forman parte de este acto, donde su limitación y restricción está restringe su circulación, dejando así sin efecto su acción.

Valor Representado Mediante Anotación en Cuenta

Para entender que nos quiere decir la ley en mención, como la representación y la anotación en cuenta es necesario que entendamos, que en este punto no se refiere a la representación civil donde es necesario la existencia de un poder, ya sea simple o notarial, sino que hacen referencia a que los valores que contendrá sirvan para su emisión.

En cuanto a la anotación podemos decir que es necesario que ambos, tanto la representación como la notación, se relacionen para así conocer que la anotación son los valores que formaran el titulo, así como su emisión y tengan que tener obviamente la voluntad vertida en decisión propia de las partes.

Es necesario que al margen de la ley en mención, se tome en cuenta que la anotación es fundamentalmente, los valores como el nombre el monto y demás requisitos que formaran parte de dicho titulo que en su circulación dará valor al hecho.

Creación de Nuevos Títulos Valores

Los títulos pueden tener su origen en la forma como sean concebidos, ya sean por su materialización como por su desmaterialización, tomando ello en cuenta podemos mencionar que el generar nuevos títulos involucra que estas se encuentren anotados de forma directa en un titulo o de forma digital.

Por lo que para que estos puedan sustentarse en la misma ley es necesario que se encuentren conforme con lo que dispone el artículo docientos setenta y seis, donde nos mencionan que estas se encuentran reguladas por la superintendencia, la SAPFP (superintendencia administrativa privada de fondo de pensiones) y la CONACEV (comisión nacional supervisora de empresas y valores).

Principio de Literalidad

Todo ley para tener forma, tiene necesariamente que ser facultada por principios o directrices que puedan ayudar como base a su desarrollo, es por eso que esta ley no escapa de ello y tiene como uno de ellas a la literalidad de la cual se apoya.

Así como a otros principios como la incorporación (porque incorpora un patrimonio), la abstracción (porque esta distanciado de su origen, ya que no lo tiene o no se sabe), la autonomía (porque se manejan de forma independientes la una de la otra), la legitimidad (hace legitimo la acción), la circulación (se llama así a la forma del titulo cuando pasa de mano en mano) y por último la buena fe.

Para comenzar con este principio es necesario que se entienda que la literalidad es aquello que se describe y plasma, por ende el título vendría a ser un texto que va a documentar los alcances y modalidades de determinados derechos y obligaciones, que pudieran darle su lugar.

Siendo así que al reverso del título se le puede adherir una hoja, y firmar entre ambas hojas para su legitimidad al primero que diera uso a la hoja adherida, ya que la norma es clara en determinar que no haciendo uso de ello, el titulo no tendrá valor alguno, perjudicando así su derecho.

El Importe

Para entender el importe es necesario saber que es ello, por lo que definiremos como aquel valor pecuniario o crematico basado en un dinero local o extranjero; siendo así que la expresión refleja el valor del patrimonio que constituye para el titulo un requisito indispensable, y en consecuencia se debe fijar el monto y signo correspondiente a la moneda, como nos menciona la norma.

Asimismo la ley señala que si existe una diferencia en numero entre el numero y la letra, como por ejemplo docientos dolares S/. 500, es este caso se mantendrá como parte del título y su cobro la de menor suma dineraria; en caso de diferencias estas se podrán entender en la moneda nacional, caso contrario perderán su valor cambiaros.

Como podemos ver, la ley es clara en definir que la moneda local puede ser usa en caso de que exista diferencia, así como la falta de consignación de la moneda, estan podrán entenderse como en la moneda peruana.

Firma y Documento Oficial de Identidad

En este punto es necesario que se entienda que los requisitos indispensables de todo título es consignar la firma, el nombre completo y el documento de identidad; partiendo de la firma, la ley a igual que otras leyes se acondiciona a los nuevos tiempo, ya que se pueden realizar por medios gráficos o clásicos, mecánicos ayudados con la tecnología actual siendo estas electrónicas, siempre en cuando el acuerdo de las partes se realice previamente.

Ahora en el caso de que no existiera firma alguna, la exigencia del titulo no podrá ser ejercida, a sabiendas que tiene los datos generales del obligado, en caso de que sea persona jurídica se debe consignar al representante.

En cuanto al documento de identidad, si ocurriera un error en la consignación del numero está no afectara su valor ni la validez que está tiene. Así mismo la falta de registro del representante no beneficiara a la acción del poderdante.

Lo que podemos ver claramente es que la ley establece cuales son los medios por lo cuales, la manifestación de la voluntad del obligado y las partes puedan darse, asimismo los errores que dieran forma al titulo como el documento de identidad pueden ser pasables al margen del hecho.

Obligación Personal del Representante sin Facultad

En este punto la representación que nos menciona el articulo ciento cuarenta y cinco del Código Civil, tiene lugar; ya que nos habla de todo acto juridico puede ser realizado por medio de un representante, siendo así que en la ley de títulos y valores ocurre que si el representante no se encuentra debidamente acreditado, su firma lo compromete de forma directa o personal a cumplir con el efecto cambiario.

Siendo así que los representantes que excedan de sus facultades, tendrán el mismo efecto. Por lo que nos podemos dar cuenta que todo titulo tiene un valor único e indivisible de sus partes, y que la facultad sin autorización o representación, pueden generar una obligación directa con el mismo firmante.

Responsabilidad de las Personas Capaces

Sabemos que la capacidad forma parte de los requisitos de validez de todo acto juridico, por lo que esta misma es necesaria para cumplir el acto de estar sujeto a la obligación, ya sea cambiaría por parte del obligado o las partes que puedan intervenir; siendo así que mientas tengan capacidad, está se puede extender dentro de emisión , transferencia o garantía bajo la figura del representante.

Alteraciones

En cuanto a las alteraciones, podemos decir que estas pueden estar sujetas a la premisa de la ley en mención, como que las firmas aposteriori se obligan al titulo alterado; generando dentro de la partes nuevas un obligación sujeto a contraprestación, por ejemplo: juan firma una letra de cambio por el monto de S/. 500 con Eduardo, siendo el obligado Juan, en este hecho Eduardo quien desea conseguir un provecho de esta letra de cambio, la vende a Pomponio por el monto de S/. 5000.

Este hecho genera que los primero mantengan el monto primario, mientras que la transferencia de la letra de cambio se mantengan entre los que acordaron por el monto mayor. Siendo así que la norma genera una equidad de partes.

Titulo Incompleto

Siguiendo la misma tónica del anterior título podemos decir: que ambos guardan relación en cuanto pueden ser fraudulentas, asimismo con respecto a los títulos incompletos, según la ley en mención: estos deben contener clausulas que limiten su transferencia y en caso contrario estos podrán ser contradeciros según el articulo diecinueve, inciso e.

Como podemos ver los títulos incompletos tienen que cumplir los requisitos, propios de sus clausulas consensuadas entre las partes, para tener el titulo en mención.

Ejemplo de ello es cuando Juan decido firmar una letra de cambio con Eduardo, pero esta resulta que no se completa el monto, por lo que Juan decide poner clausulas a la letra de cambio, para que esta no sea transferida de mala fe, por lo que ambos se sientes seguros de ello. Pero dentro de clausula el obligado se olvida de recabar la copia del título y Juan decide completar el pago de la letra, por lo que se percata que fue altera, entonces simple mente cumple con el pago y impugna la letra.

Responsabilidad Solidaria

Para entender cual es el concepto más cercano a la norma, nos podemos respaldar de lo que menciona el Código Civil Peruano en su artículo 1983, ya que nos menciona que: “si varios son responsables del daño, responderán de forma solidaria”, con esto tenemos un precedente que según el artículo once del LTV (ley de Títulos y Valores), el cual nos señala en cuanto a los que emitan, giren, acepten, endosen o garanticen estan en la obligación solidaría frente al tenedor; no obstante salvo que la ley de forma expresa o una clausula contradiga dicha obligación.

Derechos del Legitimo Tenedor

En cuanto a los TV dan al legitimo tenedor, en cuanto al derecho exclusivamente de disponer, en cuanto a, imponer (gravar) o afectar los bienes que en ellos se pueden mencionar, tomándose en cuenta sin el perjuicio en cuanto a la excepciones que puede señalar la misma ley.

Publicidad de Gravámenes y afectaciones

Para poder mencionar la publicidad estas tienen que ser anotadas en el título, así como la prenda, las medidas cautelares, el fideicomiso así como lo que afectan a los derechos o los bienes presentes en los títulos, propios de su naturaleza tomadas en el registro respectivo o la matricula del TV.

Transferencia de Derechos Accesorios

Para dar pie a esta parte, podemos decir que la definición de accesorio es lo que nos da el artículo ochocientos ochenta y ocho, donde nos mencionan que son accesorios los bienes que, sin perder su individualidad, estan permanentemente afectados a un fin económico u ornamental. Tomando esto en cuenta, que los derechos accesorios comprenden en cuanto la transferencia de la misma. Con la salvedad de que esto estén excluidos de forma forma expresa en el título.

Reivindicación

Se puede decir que los titulo se adquieren de buena fe, como principio principal de esta acción, así como las normas de la LTV le confiere, por lo que su reivindicación no es parte o está sujeta.

Las Prestaciones: Requisitos

Referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *