De forma tradicional, conforme la doctrina de España, se ha definido al objeto del acto jurídico como aquellos recursos (bienes), utilidades o bien intereses sobre los que recae la manifestación de voluntad. Esta definición resulta un tanto restrictiva y cerrada, por...